La relocalización del sector textil todavía queda lejos de Albacete

  • En ocho años ha cerrado en la provincia un 80% de las empresas

  • La catástrofe de Bangladesh reaviva el modelo de la relocalización

  • Los fabricantes piden el apoyo del Gobierno regional

comerciosLo apuntó a comienzos de año el Colegio General de Economistas: un cambio en el modelo productivo, en el que se apueste por la industria, es indispensable para la salida de la crisis. «España va a ser dentro de poco un país únicamente de servicios», señala José Luis Navarro, gerente de CarTextil. Su sector, el textil, que va ligado al de la industria manufacturera, es uno de los que prácticamente ha desaparecido con la depresión económica de los últimos años. El descenso del consumo, las dificultades en el acceso a la financiación y la falta de apoyo de las administraciones han dejado un panorama también desolador en la provincia. «Desde 2005, ha cerrado el 80% de las empresas del sector textil albaceteño. Quedan apenas 28 —asociadas a Feda—, de las 98 que había hace 8 años», ha lamentado esta mañana el presidente de ASECAB, la asociación de empresarios del sector. Entre las pocas esperanzas de levantar esta situación está la especialización, la exportación y la relocalización.

El debate de las últimas semanas generado entorno a la catástrofe de Bangladesh y la escasa protección laboral de algunas empresas deslocalizadas, ha reavivado la demanda del utópico modelo de la reindustrialización: el regreso o implantación de industrias en nuestro país, enfocadas a la exportación. «Se están dando algunos brotes en España, pero en Albacete todavía es difícil», reconoce Juan Alfaro presidente de los productores de textil en la provincia. Lo corrobora José Luis Navarro como gerente de una empresa que vende sus productos a medio mundo y que ve cómo otros países, no sólo los asiáticos, ofrecen grandes apoyos y oportunidades. «Es insoportable trabajar dentro de la Comunidad Europea. En países al este de Europa, las administraciones apoyan la instalación de este tipo de industrias, cosa que aquí no», admite. La especialización, con la que CarTextil ha pasado a comercializar  productos concretos del sector automovilístico, es la única solución a la que agarrarse, en un contexto de continuos cierres de fábricas.

En la rueda de prensa que las asociaciones provincial y regional del sector han ofrecido hoy antes de su junta directiva, se ha puesto de manifiesto que sin el apoyo del Gobierno están abocados a la extinción. «Solicitamos una implicación por parte del Junta, aunque se nos dice que las competencias en este ámbito son propias del Gobierno central», ha señalado el presidente de la Federación castellano-manchega. Félix Bellido argumenta que las empresas de la región no puede hacer un trabajo con los costes actuales y los precios que impone el mercado asiático. «Además, siguen entrando contenedores de productos manufacturados procedentes de China de empresas que están fuera del circuito legal», denuncia. Conseguir un mayor control de esa masiva entrada de producto de bajo coste es el requisito, sentencia Bellido, para acabar con terribles acontecimientos como el de Bangladesh, a la vez que mejorar las posibilidades de una industria textil nacional en decadencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s