Ouka Leele, la extraordinaria banalidad

  • La artista madrileña despide su muestra Inédita en la Asunción

  • Columna de opinión, por Juan Ángel Fernández.

Ouka-Leele, exposición, Centro Cultural La Asunción, AlbaceteLa tenemos, su obra la tenemos en pleno centro de la ciudad y en pocos días (14 de junio) se despide, no digo más.

Ouka Leele es una moderna y por Jimi Hendrix que no lo digo en sentido peyorativo, sino más bien todo lo contrario: representa desde hace mucho, mucho tiempo, la esencia más transparente de las vanguardias y ese codiciado concepto de la evolución en las formas gráficas. Sentido creativo, continuo e innegociable.

Si no, como se explica su obra poética (De la embriaguez desnuda o Este libro arde entre mis manos), su obra ilustrada, la escenografía de la ópera Curlew River, sus dibujos y pinturas, su extraordinaria aventura en La Cibeles madrileña, su impresionante mural de Ceutí y, sobre todo, la propia evolución de sus trabajos fotográficos, analógicos o digitales.

Ella reniega de modernidades y gaitas y lo explica de manera reivindicativa en el documental  La mirada de Ouka Leele, que también podemos ver estos días en el callejón de las monjas: «Yo soy Ouka Leele, la creadora de la mística doméstica. Digo esto porque la gente se toma mis imágenes como una crítica social y es precisamente todo lo contrario, la sublimación de lo cotidiano, de lo doméstico». La gente. Quizá se refiera a quienes la tacharon de moderna y como moderna se quedó, de ahí a que yo también reniegue de lo peyorativo del termino.

No. Bárbara Allende Gil de Biedma, Ouka, es mucho más que eso. Va más allá de moderneces puntuales, de la misma fotografía, más allá del photoshop, más allá de una simple performance o instalación. Asegura que lo que estamos viendo en Albacete es una Ouka Leele Inédita, pero lo que volveremos a ver de ella en el futuro será otro nuevo desguace, otro nuevo pulso al tiempo, otra inédita aventura. De acuerdo, también doméstica, también mística, pero supurando el arte absoluto en cada uno de sus resuellos, sin mirar atrás, o sea, volveremos a ver en Ouka Leele la modernidad.

Por eso Inédita resulta ser una suerte de Exposición Colectiva ejecutada por una sola artista, donde se dan cita sus referencias históricas, desde aquellos grandes murales del desenfreno del 84 hasta los retratos imposibles que podrían haber sido realizados ayer o mañana. «Lleva más de tres décadas intentando asociar el arte a la reflexión, realizando un arte de ideas para alcanzar la plenitud del significado de hacer arte», dice el comisario de la exposición Rafael Gordon.

No, no es una antológica al uso aunque pudiera parecerlo, es otra exhibición multidisciplinar más de quien ha mantenido siempre la intuición, la sensibilidad y la genialidad dos minutos después de cualquier persona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s