La PAEG ya no es la única prueba

  • Los exámenes de acceso a la universidad arrancan en la región en un contexto de elevadas cifras de paro entre universitarios.

  • La subida de tasas se ha convertido en el otro reto a superar por aquellos estudiantes que disponen de menos recursos.

paeg, selectividad, uclm, universidad, acceso, albaceteNervios y apuntes forman desde hoy y hasta el miércoles un todo entre los 1.901 alumnos matriculados en Albacete. La PAEG, Pruebas de Acceso a los Estudios de Grado, anteriormente conocida como selectividad, arranca en Castilla-La Mancha en uno de los peores momentos para las universidades y los universitarios españoles. A la incertidumbre por encontrar una salida laboral una vez finalizada la carrera, los pre-universitarios, hoy a examen, se encuentran ante la duda de si podrán hacer frente o no a las elevadas tasas. Una situación de extrema preocupación que corroboran sus profesores, y que resumen los propios alumnos con dos interrogantes: «¿Para qué la universidad?» y «¿Podré pagarla?». En la actualidad, acceder a los estudios de grado no es cuestión solamente de unos cuantos exámenes.

Concha Piñero quiere estudiar Ingeniería Aeronáutica a partir del curso que viene. Una titulación que exige unos requisitos de nota altos, pero cuyas perspectivas laborales todavía no se han visto aminoradas por la crisis. «El contexto desanima un poco, pero ahora me centro en entrar y ya pensaré en ello cuando esté haciendo la carrera», señala. Ella afronta la PAEG con la convicción de que cumplir con su vocación depende de una buena nota. No es el caso de José Manuel García, quien reconoce que la falta de empleo entre los que finalizan los estudios universitarios le desanima bastante. «Si sabes que al terminar no vas a conseguir trabajo, para qué vas a estudiar», apunta. El suyo es el más pesimista de los testimonios que estos días se han podido escuchar por salas de estudio como la de la Posada del Rosario en la capital. Otros apuestan por pensar que quizá en unos años, mientras van estudiando la carrera, la economía mejore y con ella el mercado laboral.

«Yo les digo a mis alumnos que no se tienen que preocupar por la situación actual, sino por la de dentro de cinco años cuando se incorporen al mercado», señala Joaquín García, profesor en la Facultad de Farmacia de la UCLM en Albacete. Según él, no es la difícil situación laboral de los titulados lo que desanima a los nuevos universitarios, sino la subida de tasas. «Tengo alumnos que no pueden seguir estudiando si no aprueban y no reciben beca, porque sus padres no se lo pueden sufragar», reconoce. Una realidad que ha transformado radicalmente la vida universitaria en el último año, «dejando atrás preocupaciones que antes eran más comunes como la de cambiar de carrera o irse al extranjero», apunta Joaquín García. Es por ello que quita importancia a las dudas que genera la propia PAEG, recordando que «la prueba dura y clave viene después, a la hora de elegir qué y dónde estudiar o hacia dónde dirigir el futuro profesional».

Cultura del esfuerzo

Aunque el dato puede estar motivado por otros factores, Albacete es la única provincia castellano-manchega en la que ha descendido el número de alumnos matriculados a la PAEG. Un 3 por ciento menos de alumnos, respecto al año pasado, se enfrentan desde hoy al que para muchos es el examen más importante de sus vidas. Por otro lado, la elevada cifra de aprobados el año pasado —el 94% de los que se presentaron— demuestra la gran preparación que los estudiantes dedican a esta prueba. «Frente a un contexto de inmovilismo social frente a la crisis y los recortes, intentamos inculcar la importancia de la llamada ‘cultura del esfuerzo’», apunta la profesora Inés Barba. Ella imparte Lengua y Literatura en el Instituto Bachiller Sabuco de Albacete. Un centro que, manteniendo la tradición, sigue albergando a un alumnado de clase social media-alta y de grandes resultados académicos. «Son muy pocos los que abandonan y muchos los que se lo curran para seguir adelante. Unos, conscientes de que no podrán conseguirlo de otro modo; y otros, porque disponen de ese colchón económico para ejercer la carrera que quieren, pero para la que se exige nota», señala la profesora.

Una vez concluidas las pruebas, que se desarrollan desde hoy hasta el miércoles y tras su corrección, se darán a conocer las notas el próximo 17 de junio. Otra fecha marcada en el almanaque por los 1.904 alumnos albaceteños que este año se presentan y que aguarda un veredicto hoy menos concluyente que años atrás. Por desgracia, conseguir la nota requerida no es en la actualidad la única llave que da acceso a la universidad.

Anuncios

Un pensamiento en “La PAEG ya no es la única prueba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s