Alberto Sánchez no seguirá al frente de UGT

  • El presidente de la Comisión Gestora del sindicato en la provincia no presentará candidatura en el congreso del día 29

  • Asegura que los tres años al frente de la organización, tras la crisis que se abrió en la misma con el cese de Mayordomo, no han sido fáciles

Alberto Sánchez, de UGT

No repetirá al frente de la Unión General de Trabajadores (UGT) de Albacete. El presidente de la Comisión Gestora de UGT en la provincia, Alberto Sánchez, confirma su intención de no presentar su candidatura al congreso que la organización celebrará el próximo 29 de junio. Un congreso éste en el que 80 delegados, procedentes de las diferentes federaciones y sindicatos que aglutina UGT en la provincia, serán los encargados de elegir a su nuevo secretario general tras tres años de mandato de la Comisión Gestora que encabeza Sánchez.

«¿Si me voy a presentar? No. Tengo ya clarísimo que no», responde Sánchez cuando es preguntado sobre sus intenciones de cara a la próxima cita congresual. Los tres años que ha permanecido al frente de la Gestora, desde que ésta se constituyera el 17 de marzo de 2010, han pasado factura a este sindicalista almanseño que, además, forma parte de la Ejecutiva regional de UGT. De hecho acaba de ser releegido secretario regional de Organización, responsabilidad ésta a la que en el último congreso autonómico del sindicato sumó la relativa a las labores de la Administración.

Motivos

Llegó a la Comisión Gestora como consecuencia de la crisis abierta en Albacete al ser suspendido de militancia y cargos el entonces secretario provincial, Eduardo Mayordomo. Decisión, adoptada por el máximo órgano regional encabezado por Carlos Pedrosa, que provocó la dimisión en cadena de la práctica totalidad de la Ejecutiva albaceteña.

El caso enfrentó al sindicato, de hecho afiliados y exsindicalistas exigieron la dimisión de Pedrosa a quien acusaron de liderar una «caza de brujas”, y llegó incluso a la Comisión de Garantías del sindicato a nivel federal. Sánchez confiesa que los últimos tres años al frente de la Gestora no han sido un camino de rosas. «Si te digo que este tiempo ha sido fácil te estoy mintiendo», reflexiona calificando el proceso que ha vivido como laborioso aunque también muy gratificante.

Recesión

El período de la Gestora ha coincidido con los años más duros de la crisis marcados por políticas de recorte en lo público y una ingente labor movilizadora en las calles. Tres huelgas generales, una constante destrucción de empleo que se traduce ya en más de 52.000 parados en la provincia, y la pérdida de derechos en materia social y laboral, constituyen tan sólo algunas someras pinceladas de lo acontecido en estos tres años.

«Han sido tiempos muy difíciles, no sólo para la organización, sino para toda la sociedad albaceteña», subraya Sánchez. A punto de concluir ya esta experiencia como máximo responsable del sindicato en la provincia se muestra tremendamente agradecido por el trabajo desarrollado por cada una de las federaciones y por el de los propios trabajadores de la organización «que han sabido estar a la altura».

De sus palabras y de sus gestos se desprende que el cansancio ha hecho mella en Sánchez que ha tratado de compatibilizar su responsabilidad en Albacete con las regionales. No obstante, destaca lo conseguido en este periodo indicando que hoy por hoy el sindicato, en su opinión, goza de buena salud. Algo a lo que ha contribuido, como cada una de las federaciones, la propia Gestora, según dice. «Creo que en la medida de lo posible, cometiendo algunos errores, que se han cometido, ha estado a la altura de las circunstancias», esgrime añadiendo que el sindicato se queda en buenas manos.

Provisionalidad

Centrado en los retos que tiene ante sí reitera la idea de provisionalidad que defendió desde que tomó las riendas del sindicato en la provincia.«Los dirigentes de la organización somos pasajeros y la UGT está por encima de personas que lo dirigen durante un momento determinado». Algo que manifiesta que ha calado en este tiempo entre los responsables de las distintas federaciones.

No escatima tampoco palabras de elogio para los afiliados, para aquellos que han confiado y confían en la organización fundada por Pablo Iglesias. Afiliación cuyo devenir ha corrido paralelo a la propia evolución de la crisis. En los primeros años, según explica, creció el número de trabajadores que se afiliaban para después ir decreciendo. Bajada que se ha notado especialmente desde finales del año pasado. ¿El motivo? «Ha habido gente a la que su situación económica no le ha permitido mantenerse dado de alta o incluso pagar la cuota de parados», argumenta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s