Sentido común contra los riesgos de internet

  • La información que se cuelga en internet es prácticamente imposible de borrarla

  • Algunos empresarios rastrean perfiles en las redes sociales antes de contratar a un candidato

  • El sexting es uno de los peligros a los que se enfrentan los adolescentes

sexting

El sentido común es el mejor aliado para no meter la pata. No sólo en internet o las redes sociales, sino en cualquier aspecto de la vida. Parece obvio que nadie colocaría fotos desnudo en la calle más céntrica de la ciudad, ni pegaría su número de teléfono y dirección en las paredes de una plaza. Pero cuando se trata de la red estas precauciones se reducen y no se tiene en cuenta que internet es la calle más transitada del mundo, y que una vez que una información entra en ella, es prácticamente imposible borrarla y mucho menos controlarla.

Quizás lo más perjudicial cuando se pierde el control sobre lo que se envía es el sexting, el envío de fotografías o mensajes de contenido sexual que se comparten a través del ordenador o ‘smartphones’. Un hecho que se ha vuelto más habitual con la llegada de internet a los teléfonos móviles, y con el que los adolescentes corren más riesgos. De hecho, «hay jóvenes que no ven nada malo en producir o provocar sexting y hay quien no duda en transmitirlo», explica el fundador y director de PantallasAmigas, Jorge Flores, una iniciativa que promociona el uso seguro de las nuevas tecnologías y la responsabilidad digital en la infancia y la adolescencia. Pero así, quien recibe la fotografía puede enviarla a otro, o incluso puede usarse por terceros en casos de ‘sextorsión’ o ‘grooming’. Además, muchos suben sus propias fotos a páginas en las que se vota la mejor imagen o incluso el mejor cuerpo, poniéndose en riesgo a sí mismos.

Aunque los adolescentes no perciben muchos de estos riesgos cuando utilizan internet. «Son los más vulnerables, por su perfil y porque son menos capaces de detectar el hecho de que sus datos pueden ser tratados por terceras personas o incluso en el mercado negro de datos. Además, se mueven mucho en ese ambiente de compartir información, de ser noticia y ser protagonistas, y les lleva a que estén constantemente difundiendo imágenes y datos de su vida, como la dirección de casa o el instituto, con los que son fácilmente localizables», explica Ulises Quesada, inspector de la unidad de delitos tecnológicos de la comisaría de Albacete.

Buscando trabajo

Pero no sólo hay riesgo al compartir imágenes de carácter íntimo en internet. El inspector Ulises Quesada también alerta de la posibilidad de ser descartado en una selección para un puesto de trabajo por la información que se pueda encontrar en la red, algo que los jóvenes no tienen cuenta. «A medio y largo plazo hay que tener en cuenta que hay empresas que se dedican a recoger información en la red y que hacen un currículum cibernético de las personas. No todo el mundo lo hace, pero los empresarios más modernos o relacionados con las nuevas tecnologías tienen en cuenta este tipo de currículum, además del profesional», explica Quesada. El inspector también resalta que millones de personas pueden tener problemas a la hora de encontrar trabajo por estos problemas.

Como cualquier herramienta, internet no es ni bueno ni malo, simplemente depende de cómo se utilice. Por eso, Ulises Requena recomienda algo tan básico como controlar los equipos informáticos de la casa: «Hay que evitar que los menores tengan la sensación de propiedad sobre el ordenador y procurar que sea de uso colectivo», apunta. Para ello, y aunque cueste a las generaciones de padres más antiguas, hay que aprender a usar el ordenador. «Muchos de los hijos piensan “Si mi padre ni se entera, se mete en el ordenador y no ve nada de lo que hay” y tienen sensación de que pueden hacer lo que quieran», detalla Requena.

La receta es clara, tanto como para mayores como para pequeños: discernir qué datos suponen un riesgo para su intimidad, para la normalidad de la vida o de la profesión y hacer un esfuerzo por comprender que sólo se pueden utilizar páginas solventes y de confianza. Dos pasos tan sencillos pueden evitar toda una vida de problemas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s