El ‘tapeo’ se instala en la Sierra

  • Da comienzo en Bogarra la ruta de la tapa de ocho localidades de la Sierra del Segura

  • El 90 por ciento de los empresarios de la comarca se ha sumado a la ‘iniciativa estrella’ entre la hostelería albaceteña

tapa, valdepinares, hotel, Bogarra, ruta, Albacete

Tapa del Hotel Val De Pinares (Bogarra)

La moda de las rutas de tapas no pretende ser pasajera. Así lo parece al menos en sus época de eclosión, coincidiendo con la crisis económica. «Funciona bien», reconoce el presidente de la Asociación provincial de Hostelería y Turismo (APEHT). Según Juan Sánchez, este tipo de iniciativas comerciales «fidelizan clientes, aumentan las ventas y dinamizan el consumo local». Lo dice por propia experiencia, como uno de los 30 hosteleros que participaron en la primera edición de las Jornadas de la tapa de la ciudad de Albacete. En octubre se celebrará la octava, con más de 120 establecimientos interesados en participar. La «exitosa» experiencia de la capital se ha ido trasladando al resto de la provincia, con similares resultados en Almansa o Villarrobledo, e incluso se ha conseguido que otros colectivos organicen su propia ruta, como la que comienza este fin de semana en Bogarra. ‘Tapeando por la Sierra del Segura’ —que cumple su segunda edición y en la que participan ocho municipios serranos— unirá durante los próximos fines de semana la atracción gastronómica con el atractivo turístico de la comarca.

«Se trataba de ofrecer algo nuevo», explica Juan Ángel Martínez, presidente de la Asociación de turismo Sierra del Segura. Así surgió en 2012 una actividad a la que, tras Ayna, Letur y Elche de la Sierra, se unirían un año después otros cinco municipios. Martínez incide que no está dirigida especialmente a los turistas o visitantes foráneos de la zona, sino a los vecinos de cada una de las localidades, «tan acostumbrados a viajar de un pueblo a otro cuando se celebran los encierros». La respuesta de los establecimientos no ha podido ser mejor. Según los organizadores, el 90 por ciento de los empresarios de la comarca ha apoyado la iniciativa, sumándose casi la totalidad de sus bares y restaurantes.

Es el caso de Alejandro Cifuentes, gerente del Hotel Val De Pinares, en Bogarra. «Por lo escuchado en la calle y leído en las redes sociales la ruta ha generado expectación entre los vecinos», apunta. Desde su establecimiento —situado en uno de los parajes más visitados de la zona, a más de 1.100 metros de altitud— ofrecerá una delicada muestra de alta cocina serrana. «Mini tosta de queso de cabra, gratinada con foie de oca, setas confitadas y crujiente de jamón, regada con mermelada de tomate» es el nombre de su tapa. En la innovación está el éxito. «Cuanto más creativa sea la tapa, más gente acudirá a consumirla», señala Juan Sánchez, conocedor del creciente interés por la ‘cocina creativa’ entre los hosteleros de la provincia.

Gastronomía serrana

Sin embargo, la innovación y la originalidad deben guardar la esencia de la gastronomía de la Sierra del Segura. «No faltarán los embutidos o el pisto de verduras», reconoce desde la organización Juan Ángel Martínez. Una exigencia, convertida en requisito para los establecimientos participantes, que no sólo permite reivindicar un entorno que además de paisajes ofrece una singular carta de alimentos, sino «evitar a que los propios bares se queden sin género durante la celebración de la ruta», añade Alejandro Cifuentes. Y es que en la escasa inversión y los buenos resultados está la pervivencia de una moda que no ve su fin en el horizonte manchego. Incluso, la ruta de la tapa que hoy comienza en Bogarra y que continuará el fin de semana que viene en Nerpio pretende abarcar en el futuro a todos los municipios del sur de la provincia.

Al pueblo y a última hora

El estío es mala época para los establecimientos hosteleros de la capital albaceteña. Lo reconoce el propio Juan Sánchez, presidente de la APEHT, apuntando a «veranos siempre flojos en la ciudad y buenos en los pueblos». Este año mantendrá la tendencia ligeramente positiva del año pasado, como han podido comprobar desde la APEHT por el número de reservas. Sin embargo, este valor de referencia estadístico se va diluyendo con el cada vez mayor uso de Internet a la hora de solicitar alojamiento. «Tenemos poco margen para calcular la demanda turística, ya que se está generalizando la reserva de última hora y a través de Internet», señala Juan Sánchez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s