José Luis Serzo y Blinky Rotred, la pareja perfecta

  • El artista albaceteño planea estos días su exilio a Nueva York
  • Columna de opinión, por Juan Ángel Fernández (JAF)
Gran Narrador, de José Luis Serzo

Gran Narrador, de José Luis Serzo

No son buenos tiempos para la cultura en España. Todos los artistas nacionales andan preocupados por la falta de atención, motivación, estímulos o alicientes que provocan las zancadillas que van encontrando cada vez que avistan nuevos proyectos. Bien, en tiempos de crisis, de desinterés coyuntural, de indiferencias institucionales, la imaginación suele dispararse y romper en vuelo y en eso un personaje como Blinky Rotred está suficientemente cuajado y experimentado. Blinky es un especialista en lo inverosímil. Su creador, el albaceteño José Luis Serzo, ha debido de tener una larga conversación con él y ambos han llegado a su enésimo acuerdo: pulsemos los cielos, abramos puertas y pasadores y saludemos lo improbable.

De momento, José Luis Serzo disfruta estos días de una presencia real en una de sus quimeras, la Revista de Occidente, por la cual han pasado todos los grandes nombres del arte contemporáneo español. En sus páginas del mes de junio figura la serie de Serzo Jugando con Fuego, donde Blinky Rotred, una vez más, acaricia la posesión de la obra inmortal imaginada partiendo de un burdo dibujo de William Turner dispuesto a pintar con una fregona un lienzo sobre un caballete. Blinky Rotred en esencia. José Luis Serzo ha entrado definitivamente en la historia de la prestigiosa publicación.

Pero la verdadera confrontación de estos duendes fantásticos, Blinky/Serzo,  tendrá lugar los próximos meses. Resulta que José Luis Serzo ha viajado recientemente a Nueva York donde se encontró con el pintor de los caretos circunspectos, José Manuel Círia. El reconocido artista internacional exponía esos días en el MoMa: «Círia es un pintor español muy discutido por estos lares, pero tiene una gran proyección en Nueva York», cuenta un Serzo ilusionado.  La amistad de Ciria y Serzo había propiciado la contemplación de la obra del albaceteño por parte del artista (nacido en Manchester, pero de padres españoles) que quedó fuertemente impresionado. «Cuando fue a mi estudio le maravilló todo lo que vio en aquella ratonera, me pidió fotos para que se las mandara y así podría presentarlas en sociedad. Me compró dos cuadros para que pudiera costearme un buen viaje a la Gran Manzana…», recuerda Serzo. José Manuel Ciria instó a Serzo a establecerse como otro nuyorican más en el Teatro de los Sueños y al artista albaceteño le volaron todas las utopías: «Nos caímos muy bien, me dijo lo que todos sabemos ya, que España está muy mal y aquí no se me iba a reconocer lo suficiente, etc., En Nueva York he vivido una película y creo que es un sitio imprescindible para cualquier tipo de creador o alguien con una mínima ambición profesional. Mi plan es poder irme un tiempo allí, pero tengo que pensarlo todo muy bien por las dificultades, incluso afectivas, que conlleva».

Anuncios

Motel Bates: Las wertgüenzas del ministro

  • Columna de opinión, por Jesús López

Wert, ministro, Educación, vergüenza, declaraciones, Motel Bates, AlbaceteAl ministro Wert, Jose Ignacio Wert, lo tenemos alojado en la habitación 6,5. No podía ser de otro modo. Además, es una habitación con tremendos ventanales. Porque a Wert lo que le gusta es que le vean. Como los exhibicionistas de chiste de tira cómica, provisto de metafórica gabardina, Wert lleva año y medio enseñándonos sus vergüenzas, aquellas que antes se callaba cuando asistía a todo tipo de tertulias políticas en radio y televisión forjándose una imagen de hombre de centro, prudente y cabal. Pero eso era cuando estaba vestido. Con su entrada en el gobierno de un PP del que no tiene carné  —porque Wert es y será siempre un independiente—, el ya ministro se despojó de traje y corbata para mostrarse al mundo tal y como Dios le trajo al mundo. Y empezó a deambular por las esquinas.

Una de las primeras esquinas en las que abrió su gabardina está en el congreso. Desde su mismísimo escaño dijo aquello de «hay que españolizar a los niños catalanes». Claro, y de paso volver a editar —actualizada— la enciclopedia Alvarez, para que los estudiosos infantes de aquella españolísima región puedan imbuirse del glorioso espíritu nacional.  No olvidemos que es el mismo ministro que aboga por la segregación de niños y niñas en los colegios, pues según él resulta mucho más fácil para un estudiante concentrarse en el estudio si no tiene «distracciones». En plata: que las faldas distraen, tanto como para no poder rezar de seguido el padrenuestro en la asignatura de religión, otro punto en el que el ministro parece opinar en rebobinado, concretamente en un rebobinado a los años 60, concediéndoles poder de nota influencia en la nota media junto a la nueva y flamante ‘Educación Cívica y Constitucional’.

Otra recordada apertura de gabardina tuvo lugar cuando se cachondeó abiertamente de las familias económicamente menos afortunadas, cuestionando que tal escasez de recursos pudiese impedir el pago de las tasas universitarias tras la subida que el gobierno aplicó a las mismas. Wert, como quien pasa por ahí, dejó caer lo siguiente: «que la familia no tiene recursos para afrontar el pago de las tasas, evidentemente se pueden dar casos, pero ¿no tener recursos?, pregunto una vez más, ¿qué quiere decir? Que no se quieren dedicar recursos a eso en detrimento de otras posibilidades». Vamos, que las familias prefieren jugar al bingo o gastarse sus ingresos en vicios insanos antes que en procurar estudios universitarios a sus vástagos. Ahí queda eso. Dicho por todo un ministro. Genio y figura.

Pero sin duda, su obra maestra en lo que a exhibir sus vergüenzas se refiere ha tenido lugar estos días, cuando afirmaba respecto de la instauración de una nota mínima exigible para poder acceder a una beca: «La pregunta que hay que hacerse es si ese estudiante que no puede conseguir un 6,5 está bien encaminado o debería estar estudiando otra cosa». Es lógico. Si uno mira el currículum del ministro verá que además de tertuliano y profesor universitario es licenciado en derecho, con Premio Extraordinario como número 1 de su promoción. Ahí es nada. Normal que para el número 1, el mismo número 2, por quedar detrás, sea un fracasado. ¿Un 8? Eso no es una nota para quien tiene un 10 de media. Un 8 es inexplicable, pero ¿menos de un 6,5?. Menos de un 6,5 es francamente delictivo. Como dirían Faemino y Cansado, a estudiantes que saquen menos de esa nota habría que enviarlos al calabozo de la facultad.

Qué razón lleva Wert. De hecho, si se hubiesen seguido sus recomendaciones hace mucho tiempo, un tal José María Aznar López jamás habría podido recibir beca y estudiar en la Universidad ya que nunca alcanzó el 6,5. Y sin un Aznar presidente puede que nunca hubiese habido un Rajoy que nombrase a Wert ministro.

Y como Wert es inagotable, cerramos esta habitación del Motel con una cita del ministro que firmaría sin dudar Groucho Marx: «En realidad, no es que un gobierno invierta más en educación y así tenga mejores alumnos y luego trabajadores más productivos, sino que si se mejora el rendimiento –sobre todo en matemáticas, lectura y escritura– de los estudiantes de un país aumentará su crecimiento económico, lo que es crucial porque permite recortar inversión en educación y al mismo tiempo que mejore el rendimiento de los estudiantes».

Cajas rurales locales, un modelo a seguir

Las Cajas Rurales de Villamalea, Casas Ibáñez y Mota del Cuervo son sociedades cooperativas de crédito, gestionadas democráticamente por sus socios, que contribuyen al desarrollo de sus respectivas economías locales y al bienestar de sus pueblos. Desde hace algunas décadas, muchas de las grandes entidades financieras han actuado de un modo cuando menos irresponsable, con consentimiento y complicidad de gobiernos y del Banco de España, como entidad supervisora y de control. Esa absoluta irresponsabilidad con la sociedad y sus prácticas delictivas y hasta criminales es una de las causas mas importantes de la actual crisis económica y financiera y sus terribles consecuencias.

Mientras la banca comercial y especulativa recibe enormes cantidades de dinero público para tapar sus enormes agujeros y continuar especulando, sin conceder créditos y robando los ahorros de toda su vida a cientos de miles de personas, existen otro tipo de entidades financieras, como son la banca ética (que sólo invierte en proyectos con fines sociales, culturales y ecológicos) y las Cooperativas de Crédito Locales.

En la provincia de Albacete contamos con dos Cajas Rurales Locales: Casas Ibáñez y Villamalea, en las que sus socios, en 2012, rechazaron de forma muy mayoritaria ser «engullidas» por Caja Rural de Castilla La Mancha, tanto por las formas torticeras que se emplearon, como por los contenidos de aquella nefasta propuesta de integración.

Los socios de las Cajas Rurales de Villamalea, Casas Ibáñez y Mota del Cuervo tomaron una sabia decisión y las cifras y resultados así lo demuestran. Recientemente, las Cajas Rurales de Villamalea, Casas Ibáñez y Mota del Cuervo han presentado sus espectaculares y positivos resultados anuales 2012 a sus respectivos socios. Valga como ejemplo la Caja Rural de Villamalea cuyos datos 2012, respecto a 2011, son:

  • Los activos totales se han incrementado en un 13%.
  • El dinero depositado por sus socios y clientes ha aumentado un 2,6%.
  • Hay una muy baja tasa de morosidad del 1,32%, frente al 10,43% de morosidad del conjunto del sistema financiero español.
  • En recursos propios mínimos, han tenido un excelente superávit de 4’8 millones de euros.
  • La solvencia es del 24,7%, una de las mejores de todas las entidades financieras de España.
  • El margen bruto de beneficios supone un incremento del 26% sobre el año anterior.
  • La eficiencia de esta Caja Rural es del 33’26%, también de las mejores de todo el sistema financiero.

Las Cajas Rurales Locales son entidades de crédito de cercanía y sus socios los que deciden, sin que nadie más poderoso y desde la lejana frialdad les dicte lo que tienen que hacer, como para la concesión de préstamos, que además de criterios de prudencia, garantías, etc., hay otros factores sociales y humanos, que también son tenidos en cuenta. Ante el abuso, la usura y la sirvengonzonería de las grandes entidades financieras, las Cajas Rurales Locales son un modelo y un ejemplo a seguir.

¡Si se puede!

Mucha mierdra o Ubú somos todos

UbureycartelNos reímos de Padre Ubú porque es de los nuestros: malvado, ceporro, ambicioso. Nos reímos de sus métodos canallas para hacerse con el poder supremo, porque son los que vienen en nuestro manual, justo en el capítulo sobre las claves del éxito mundano que tanto nos agrada visitar. Ponedle corbata y dadle un ministerio a ese sinvergüenza, o subidle a la tribuna presidencial, que hable un rato, que nos recorte las entrañas, que nos devore con su dialéctica pollina hasta que resoplemos asfixiados bajo su zapato de ira, y no notaremos graves diferencias.

De las distintas versiones que he visto de Ubú Rey, y dejando al margen los montajes de aficionados, esta es la que consigue más con menos recursos, otro manjar para la colección del Candilejas que así viene a rubricar una magnífica temporada teatral al borde del descanso veraniego y la tremenda capacidad de supervivencia artística y talento-motor de Engracia Cruz y Paco Redondo como responsables de la criatura, a pesar de que a estas alturas ya lo tengan todo más que demostrado. Pero como esto es Albacete, esperaremos a que se pudran de asco en un rincón antes de reconocer sus méritos, y mientras tanto que los zurzan.

Divertidísima y fiera, jugueteada y bribona, trazada palabra a palabra en un fresco de elaboración perfeccionista, esta mirada sobre Ubú Rey lleva el sello de la casa, y es para bien. Resulta una delicia rascar así en los entresijos de la pestilencia humana, las leyes del poder que rigen sobre las montañas de la basura en nuestro corazón donde todo se compra y se vende, porque somos ganado para el dictador capaz de cautivarnos. Viva Ubú Rey o Ubú Alcalde o Ubú President, podemos gritar mientras el aire nos llega a duras penas al cuello de esta camisa de esclavos bien administrados.

Patricia Charcos y su impagable trabajo de clown que mejora con eficacia nunca vista a Tontolinato, y el maestro de ceremonias José Zafrilla, tan trabajador y generoso con Padre Ubú como con todo lo que toca, son sólo la cumbre de un reparto sencillamente muy bueno en el que nadie ensombrece la maquinaria de este teatro pensado como artesanía manchega, como último reducto de lo bien hecho, del cariño a una profesión, de la dedicación extrema y preciosa a un arte que parece insostenible.

En el Teatro Candilejas están teniendo lugar algunos de los acontecimientos culturales más importantes de esta puñetera ciudad, y a un precio más que aceptable. Luego me pondréis vuestra carita de inocencia y diréis que vaya por Dios y que cómo es que nadie nos avisó.

Política de cartón piedra

Rubalcaba, Page, regeneración, PSOE, laicismo, AlbaceteMientras eliminan líneas convencionales de ferrocarril aislando a mucha ciudadanía, precisamente la más desfavorecida y la más joven, el heredero al trono de España estuvo en la estación de Albacete (lunes 17) inaugurando, por segunda vez en tres años,  una línea de AVE. En esta ocasión aderezada con una impresionante genuflexión, de alto linaje, de la presidenta Cospedal, con un cierto tufo ancestral de adoración. Dos días más tarde recaló por Albacete el diputado Ramón Jaúregui ‘invitado’ por la ejecutiva provincial del PSOE. Quizá no tuviera mayor trascendencia la visita del exministro Jáuregui si no fuera porque es (al parecer) el coordinador de la Conferencia Política que pretenden realizar en el próximo otoño y que denominan de «regeneración política» o «repensando la socialdemocracia». ¡Nada más y nada menos!

La verdad, estas prisas «regeneradoras» me suenan de otras épocas cercanas. No es la primera vez que, en los últimos treinta años, propician debates similares (para llamar la atención entre los afiliados y entre los votantes). Pero el problema que tienen los líderes del actual PSOE es que están entrando, poco a poco, en una deriva neo-liberal con tintes populistas, sin apenas identidad socialdemócrata, republicana y laica (con muy pocas vías de retorno), que les ha llevado, cuando ejercen el poder, a no desarrollar Derechos Civiles y Libertades públicas en profundidad y a no construir un Estado Laico y por lo tanto Democrático y de Derecho. Tratan de mantener una línea facilona de ir a favor de corriente, propiciando, frente a la laicidad de las instituciones del Estado, un ‘statu quo’ (no escrito) con la Conferencia Episcopal y el Vaticano. Circunstancia que a los mini-neo de la derecha española les está viniendo como anillo al dedo. El PSOE dejó muchas puertas abiertas y el PP las está aprovechando, con creces.

El diputado Jaúregui, promotor del Grupo Federal Cristianos Socialistas acaba de hacer varias declaraciones asombrosas: «En el PSOE tiene que haber un espacio donde puedan expresarse con libertad sin perder su compromiso con la fe los socialistas cristianos»; «El PSOE sigue anclado en un anticlericalismo trasnochado»; «En el PSOE no hay una actitud tolerante con la iglesia católica». Muchos de sus compañeros y compañeras de partido no salen de su asombro. Yo tampoco. Si el PSOE oficial no se ha sido tolerante con la Iglesia católica oficial en estos años ¡que venga la diosa Ast y lo vea! Increíble. Con este mimbre (y otros), ¿qué cesto de regeneración se puede hacer?

Y hoy, nuevo desembarco político del PSOE en Albacete: Los Page (aspirante), Rubalcaba (éste con un principio de pacto con Rajoy debajo del brazo) y muchos palmeros para participar en una Jornada sobre el Derecho a los Servicios Sociales Públicos. Su objetivo, blindar la Constitución para ello. Pero, en esta política de cartón piedra, ¿de qué sirven esas propuestas si unos y otras se vienen pasando muchos principios constitucionales actuales por el forro de la boina?

¿No es un pelín indecente la propuesta, cuando el PSOE privatizó el Servicio Público de Enseñanza, entregando un tercio a la Iglesia católica? ¿No es un contrasentido que el blindaje constitucional PP-PSOE, para pagar la indigna deuda, fuera a costa de aumentar el paro, la pobreza y eliminar Servicios Públicos Universales? ¿No fue eso una enorme indecencia?

Y mientras tanto, el Señor Bono, como expresidente regional y gracias a la desbancada del PSOE, seguirá disfrutando del derecho al privilegio de coche oficial, servicio de secretarías, oficina y escoltas… Todo un lujo. Aunque como expresidente del Congreso, junto a otros del PP, también tienen una asignación de más de 150.000 € al año, más escoltas y otras menudencias. Es por eso que digo que a estos se las trae al pairo la crisis y la reforma de las pensiones.  «Política de cartón piedra»: máscaras, títeres, ninots…

Qué sabrán ellos de la vida

  • Columna de opinión, por Colectivo e-sostenibles*

¡¡Estoy hasta los cojones de los ciclistas de mierda!!! Bajé la ventanilla y le grité al capullo de la bici. Ya le había pitado fuerte dos o tres veces y el idiota seguía montado, a dos por hora, en el puto cacharro. Pisé suavemente el acelerador y mi motor rugió adelantándolo, ¡vaya máquina!, turbodiesel inyección, ciento quince caballos en uve, o en zeta, da igual: en mi buga, soy el puto amo del mundo. El caso es que al pasar al idiota de la bici me ha parecido que sonreía, ¿de qué se reiría el gilipollas?

Ha sido un día penoso en el trabajo, mierda de crisis, y para colmo llevo ya veinte minutos buscando aparcamiento. Otro semáforo en rojo, me estoy poniendo fondón, tengo que apuntarme a un gimnasio, hacer algo de ejercicio. El ejercicio es bueno, te mantiene en forma. No tengo tiempo de gimnasios, joder, volver a casa, todos los días media hora buscando donde aparcar, el pastón que me gasto en gas-oil cada semana, no, definitivamente no  puedo invertir ahora en gimnasios. A lo mejor me compro alguna máquina de esas que anuncian por la teletienda, de musculación rápida. Esta semana me ha venido el impuesto de circulación y el seguro del coche. Me voy a esperar, a ver si me recupero un poco. Ni un puto sitio. Un cigarrito. Otra vuelta. No se me quita esta jodida tos, debe ser alguna alergia. ¿De dónde salen estos moquillos negros? La jodida contaminación. Estos políticos… el Gobierno no hace nada, vaya unos inútiles, están para solucionar los problemas de la gente, y se tocan los cojones… tanto humo y tanta porquería que respiramos. La última, tiene que ser la última. A ver si sale algún pringao al teatro y me deja el sitio. Otro cigarrito.

Al fin, un hueco. Aparco, pero coño, a diez minutos andando de casa. El mes pasado pasé por aquí, se me averió el coche, tardé veinte minutos al curro, paseando. Recuerdo que cuando volví a casa me encontré con el puto vecino cascando en la puerta con otro ecologeta de los cojones (arreglando el mundo estarían). Tenía la puta bici apoyada en la máquina de mi parienta, rayando la carrocería, empapando con su apestoso sudor la pintura metalizada. «¿No tienes dónde apoyarla?». Pues no va el tío y me contesta: «Yo creo que arrancará». La próxima vez no me ando con chiquitas, se come la bicicleta.

Hoy me tengo que llevar a casa la caja de herramientas, que pesa un huevo, no quiero dejarla en el coche, por si acaso. El tema de aparcar está fatal, no sé para qué queremos jardines pudiendo aprovechar todo ese espacio inútil para construir más aparcamientos.

Al llegar a casa, aparcada en la puerta, atada a un árbol, está la bici del vecino, vaya un capullo, siempre dando por saco con la puta bicicleta, estoy hasta los cojones de las bicicletas y de los ciclistas… Vaya unos idiotas, qué sabrán ellos de la vida.

*El Colectivo e-sostenibles está compuesto por Eduardo Soto, Pablo Ferrandis, José Fajardo, Domingo Blanco y Alonso Verde.

Mucho ruido y pocas nueces, todavía…

  • Columna de opinión, por Alberto Nájera (@najera2000)

No me he matado pensando un título, pero es la frase que mejor resume lo ocurrido en la Mesa del Ruido que se reunió el martes y a la que asistí como representante de CURBA (Ciclistas Urbanos de Albacete).

Estuvimos esperando desde noviembre a que se nos convocara para debatir y elaborar un plan, participativo, de acción contra el ruido. Ya da igual, tenemos un plan que se nos presentó finalmente en junio, que tiene dos grandes defectos. Antes de indicarlos, hay que saber que el estudio, el mapa del ruido de Albacete, determinó que la principal fuente de ruido es el tráfico. Sí, ya sé que habrás pensado en La Zona, pero no. En general, en la ciudad, es el tráfico. El problema de la Zona tiene una solución muy fácil y muy difícil a la vez y no voy a entrar yo en este asunto, pero sí expreso mi máximo apoyo y solidaridad a los vecinos afectados que sufren este problema desde hace más de 20 años.

Y ¿cuáles son los dos grandes defectos del plan? Primero que da soluciones muy específicas, drásticas y valientes al ruido de La Zona y segundo, que no ataca la principal fuente de ruido de la ciudad con la misma claridad y contundencia. ¿Por qué? Pues para empezar porque Albacete sigue sin contar con un Plan de Movilidad Sostenible valiente que inspire al Plan contra el Ruido. Esperemos que ahora sea al revés.

Entonces, si la principal fuente del ruido en Albacete es el tráfico, ¿qué se puede hacer? Pues la respuesta es sencilla: reducirlo. ¿Cómo? Pues también es fácil, poniendo impedimentos al uso del coche privado en una ciudad perfecta para moverse andando o en bicicleta y promocionar, facilitar y habilitar infraestructuras que promocionen transportes sostenibles y no ruidosos.

Y ¿qué medidas se pueden proponer? Pues solo hay que mirar al norte, a ciudades como Vitoria, por ejemplo, cuyo alcalde, por cierto, es del PP. Propuestas como la peatonalización masiva del centro o diseñar una red de calles de «tráfico calmado». En ellas se establece un límite máximo de 30 km/h, un carril bici en el centro de la calzada claramente señalizado, carril taxi/bus exclusivo en aquellas vías de dos carriles, preferencia absoluta del peatón, se usan badenes del tipo ‘cojín berlinés‘ que dificultan el tráfico de coches privados pero no impiden el paso a autobuses y bicicletas… Pues esto en las 14 calles en las que se superan los límites (Vitoria tiene 47 de estas calles). Es una solución barata que incrementa la seguridad, evita atropellos y reduce el ruido y la contaminación atmosférica.

Termino, ¿quién puso el ruido? Pues el rifirrafe cansinismo entre PP y PSOE que es soez, maleducado y esperpéntico basado en el «y tú más». Vergonzoso. Parecía un Pleno del Ayuntamiento.